Inicio / Noticias / Evento sobre Consumo Colaborativo: 29 de mayo de 2013

Evento sobre Consumo Colaborativo: 29 de mayo de 2013

Ofrecen al ciudadano ingresos extra y a la sociedad ahorro de tiempo y energía e intercambio cultural

Las empresas de economía colaborativa se presentan como opción para suavizar el  impacto de la crisis

Cuatro start up de referencia y Ouishare comparten su experiencia y previsión de futuro en el International Lab de Madrid Emprende

Start ups de prestigio internacional agrupadas en torno al nuevo concepto de economía colaborativa presentaron hoy en el Madrid International Lab  sus reflexiones y conclusiones sobre esta nueva tendencia económica, que está arrasando mundialmente y que comienza a implantarse en España como una oportunidad de “suavizar el impacto de la crisis económica”.

Los creadores y principales responsables de Etece.es, que ofrece solucionadores de problemas a aquellos que no tienen tiempo; Airbnb, plataforma donde la gente descubre y reserva alojamientos en todo el mundo;  BlaBlaCar, red social que conecta conductores,  con asientos libres,  con pasajeros para compartir coche; Social Car,  que permite a los particulares alquilar sus vehículos a otros conductores el tiempo que no los utilizan; y Ouishare, colectivo destinado a promover el consumo colaborativo a nivel mundial, compartieron sus reflexiones en un evento abierto al público, medios y bloggers, que tuvo como moderador al catedrático de Economía Carlos Rodríguez Braun.

Todos ellos coincidieron en situarse como exponentes del consumo colaborativo, “un movimiento que ha venido a quedarse” y que está “creciendo de una manera exponencial”, basándose en una “relación de confianza entre desconocidos, mucho más cercana que la que se pueden entablar con el contacto físico”,  indicaron.

Al mismo tiempo, estos microempresarios recordaron que, con estas propuestas, se está generando un “ahorro” en las economías familiares y también desde el punto de vista  social, así como ingresos extraordinarios para afrontar su día a día. En este sentido,  el responsable de etece.es, Ramón Blanco, explicó que desde la puesta en marcha de la empresa que dirige, el pasado año, los españoles han ahorrado un total de 5.000 horas en gestiones habituales, para dedicarlas a cuestiones verdaderamente importantes.

En el caso de Social Car, su representante, Mar Alarcón, consideró que empresas como la que representa, están permitiendo no sólo reducir el número de coches en circulación y, por tanto el combustible que consumen muchos propietarios, sino también el dióxido de carbono, por lo que entendió que se están produciendo consecuencias medioambientales muy positivas para toda la sociedad. A ellas también sumó las posibilidades que pueden ofrecer estas compañías, que en su caso, además, permiten a personas discapacitadas alquilar vehículos adaptados.

En cuanto al beneficio medioambiental, Vicent Rosso, responsable de BlaBlaCar en España y Portugal, explicó que viajar en coche compartido de su plataforma ha supuesto un ahorro de 700.000 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera, además del ahorro de un tercio de los gastos de gasolina y peajes para el conductor que ofrece los asientos libres de su coche.

En el caso de AirBnb, Jeroren Merchiers detalló que además del intercambio de viviendas, se produce el cruce de experiencias vitales, dado que el 85 por ciento de las personas que utilizan este servicio son extranjeras. Además, apuntó el extraordinario crecimiento de este tipo de iniciativas, algo que se constata en Airbnb con 400.000 residencias para compartir en todo el mundo.

Los creadores de estas start ups se mostraron convencidos de que con este tipo de empresas se está ayudando a los ciudadanos a rebajar la fuerza de la crisis económica, no sólo para los consumidores de los servicios, sino también para muchas personas que han encontrado la fórmula de convertirse en empresarios o emprendedores, bien alquilando su vehículo, su casa, u ofreciendo su trabajo como profesional autónomo a quienes no tienen tiempo.

Los ingresos que obtienen estos ciudadanos anónimos o autónomos son variados, pudiendo llegar hasta los 2.000 euros en el caso de profesionales convertidos en solucionadores por “etece.es” o 1.000 euros de BlaBlacar, aunque la media en estas start up se sitúa en los 200 o 300 euros mensuales, que suponen un ingreso extra fundamental dadas las circunstancias económicas.

En cuanto al futuro de las empresas englobadas en el concepto de “consumo colaborativo”, Albert Cañigueral, de Ouishare, consideró  que entran dentro de un fenómeno global y mostró el apoyo máximo a estas start ups para afrontar su consolidación, ante un marco legal que se va adaptando poco a poco a las nuevas circunstancias. Al mismo tiempo, se mostró convencido de que se está produciendo un cambio social donde cada vez hay una mayor relación de confianza entre personas desconocidas, que entran en contacto a través de este tipo de empresas.

Para ampliar información o entrevistas:

Nuria Bravo Diego. nbravodiego@gmail.com

Susana Nuero Chillón. snueroch@yahoo.es

 

 

 

 

2 comentarios

Escribir respuesta

Tu email no será publicado Los campos obligatorios están marcados *

*

Scroll To Top