Inicio / Consejos / Arreglos del hogar / Cómo reparar un radiador en casa

Cómo reparar un radiador en casa

Arreglar una fuga en tu radiador

¿Ha llegado el invierno y tienes el radiador estropeado? ¿Tu aparato de calefacción  gotea pero sabes que un profesional te cobrará un ojo de la cara por la avería? No te preocupes, ahora puedes hacerlo tú mismo y ahorrar una buena cantidad de dinero. Lo primero que debes hacer es averiguar cuál es el origen de la fuga de tu radiador. Y es que el problema más frecuente que suelen sufrir este tipo de aparatos es contar con una fuga, lo cual suele ocurrir por el desgaste de los años. Estas fugas suelen causar goteos en las zonas de las juntas que han sufrido el daño, pero para arreglar tu aparato de calefacción simplemente bastará con usar masilla reparadora que debe ser aplicada directamente sobre la zona que ha sufrido el deterioro. No obstante, antes de hacerlo limpia y lija bien la superficie. Moldea bien la masilla con tus dedos antes de colocarla y luego presiona para que se adhiera bien. Es la solución ideal para todos aquellos que no quieran o no sepan utilizar un soplete. Luego deja que el producto se endurezca. Cuando se haya secado, solamente tendrás que lijar un poco en la zona para que todo quede uniforme y eliminar las asperezas que hayan podido quedar. Para ello, una lija de grano media que puedes encontrar en cualquier ferretería sería perfecta. para terminar, aplica esmalte anti-calórico del mismo tono de toda la instalación. Como ves puedes arreglar tú mismo una fuga en el radiador de forma rápida y sencilla sin tener que soldar ni llamar a un técnico.

 

Arreglar radiador

 

Mantenimiento adecuado de tu radiador

No obstante, si no quieres arreglar tu radiador cada dos por tres, lo mejor que puedes hacer es realizar un mantenimiento frecuente del aparato para comprobar que todo va bien. Lo primero que tendremos que hacer es mantener siempre limpia la estructura externa, para lo cual existen muy buenos productos de limpieza. Intenta no utilizar nada que resulte corrosivo para el material. En el caso de que la pintura haya sufrido algún deterioro no está de más que le des una buena mano de pintura para darle un aspecto más nuevo. Una vez que nos hayamos ocupado del exterior, llega el turno de comprobar que todo funciona correctamente, es decir, que calienta de manera uniforme. Si encontramos algún problema aquí, posiblemente haya aire en el interior que esté impidiendo que el calor fluya y se reparta por igual o que existen residuos que estén impidiendo al salida del calor. En ambos casos, debemos purgar el radiador para lo cual desmontaremos la estructura, lo limpiaremos, la volveremos a colocar sellando las posibles fugas y rellenaremos con agua todo el circuito.

No obstante, aunque nosotros mismos podemos arreglar nuestro radiador y realizar el mantenimiento del mismo, debes saber que por un precio que tu mismo elijas puedes contratar los servicios de un experto certificado que podemos enviarte desde Etece.es en la fecha que tu elijas con sólo encargar tu tarea hoy mismo.

Escribir respuesta

Tu email no será publicado Los campos obligatorios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top