Inicio / Consejos / Arreglos del hogar / Albañil / Cómo cambiar la bañera por una ducha

Cómo cambiar la bañera por una ducha

Al igual que el resto de estancias de una casa, el baño puede variar mucho entre una vivienda y otra. Unos tienen bañera, otros ducha y otros combinan ambas opciones. pero si hace unos años la bañera era lo más frecuente, son muchos los propietarios de viviendas los que ahora deciden sustituirla por una ducha. Y es que esta opción además de ayudar a ahorrar agua, resulta mucho más cómoda cuando se tienen niños pequeños o personas con movilidad reducida en casa. El único inconveniente es que poner en marcha un proyecto de reforma como éste deja inútil el baño durante el proceso. Eso sí, el resultado final ofrece más amplitud y aumenta el valor de la casa. Por eso, si estás pensando en cambiar la bañera por una ducha, a continuación te traemos los pasos detallados sobre cómo se lleva a cabo este tipo de reforma.

Cambiar la bañera por una ducha

1. Pasos previos

El primer paso que debe realizarse para cambiar la bañera por una ducha es retirar la vieja bañera, así como cualquier encuadre que esté en su lugar. El proceso puede variar mucho en función del sistema de instalación que se lleve a cabo. Por lo general, las tinas están agarradas a la pared con tornillos y mortero. No obstante, debes saber que algunos fontaneros instalan tinas con espuma. Una vez que ésta se endurece la única forma de separar la bañera es con una sierra de vaivén. Después, la tina puede despegarse de la pared con ayuda de un martillo y una palanca. Es por ello que es importante contratar un buen albañil que sepa cómo retirar todas la bañera sin que la pared sufra ningún daño.

2. Elegir la ducha

Una vez que tenemos preparado el área de instalación, podrás decidir cuál es el tipo de ducha que quieres y que mejor quedará en este lugar. Los platos de ducha de plástico son fáciles de instalar, pero están limitados por las dimensiones. La mayoría de ellos son cuadrados o rectangulares y la bandeja se conecta directamente con los montantes de la pared y la instalación de fontanería. Si quieres instalar una cabina de ducha a medida por ejemplo con las paredes curvas, deberás elegir un plato de ducha de hormigón.

3. Trabajo de fontanería

A menos que tengas una combinación de ducha y bañera en la instalación original, no tendrás una salida de agua situada en la pared. Esto significa que deberán realizarse algunos cambios para llevar el grifo hasta la nueva ubicación.

4. Poner los azulejos

Las paredes de azulejos son al opción más común para las duchas que vana  ras del suelo. Se colocan de la misma forma que en el resto del baño, pero con la diferencia de que antes de hacerlo se impermeabiliza la pared. Toda la zona debe ser cubierta con una base impermeable para evitar problemas de humedad en el futuro. No obstante, también puedes optar por bloques.

Ahora que ya sabes cuáles son los pasos que forman parte de este proyecto, solamente necesitas contratar a la persona adecuada para hacerlo. Pero si no tienes tiempo para valorar presupuestos y no sabes a quién recurrir, no te preocupes. En Etece.es tenemos la solución perfecta para ti. Solamente tienes que encargar tu tarea para cambiar la bañera por una ducha en nuestra web y establecer el precio que puedes pagar por ello. Nosotros nos ajustaremos a tu presupuesto y te enviaremos un albañil a domicilio el día que nos indiques para empezar la reforma.

Pero si no sabes cuál sería el precio adecuado para el proyecto, pide presupuesto a nuestros profesionales y elige el que más te convenga. De esta forma podrás contratar un albañil barato y ahorrarte mucho tiempo y dinero. ¡Todo son ventajas!

Escribir respuesta

Tu email no será publicado Los campos obligatorios están marcados *

*

Scroll To Top