Inicio / Consejos / Arreglos del hogar / Cómo quitar el gotelé del techo

Cómo quitar el gotelé del techo

El gotelé fue una de las opciones decorativas para paredes más populares desde mediados del siglo XX. De esta forma resultaba más sencillo cubrir las imperfecciones que se producían durante el proceso de construcción haciendo que fuesen menos evidentes. En la mayoría de los casos se hacía para ahorrar tiempo y evitar tener que lijar para dejar toda la superficie lisa, algo que comenzó a hacerse después de la II Guerra Mundial, cuando las casas tuvieron que ser construidas de forma rápida y económica.

Hoy este tipo de acabados tienen más que ver con una cuestión de estética, pero muchas personas prefieren quitar el gotelé del techo de sus viviendas

Quitar el gotelé

Pasos para quitar el gotelé del techo

El gotelé puede quitarse humedeciendo la pared con un spray. Una vez que el agua ha empapado el gotelé solamente tendrás que raspar el techo. Durante el proceso es muy posible que el suelo se moje y que los trozos de pintura vayan cayendo al suelo. Por eso es conveniente retirar todos los muebles de la habitación, cubrir el suelo con láminas de plástico y llevar gafas protectoras para evitar que las partículas que se van desprendiendo te entren en los ojos.

1. Retira cualquier lámpara de techo o pared de la habitación. Si necesitas luz, utiliza alguna temporal que puedas conectar a los enchufes de la pared.

2. Coge un spray y llénalo de agua tibia y humedece una sección del techo.

3. Coloca el rascador en un ángulo de 30 grados en la zona donde se ha aplicado el agua. Empuja el raspador hacia adelante para eliminar el gotelé hasta que quede liso. en esta postura es muy probable que tus nudillos toquen el techo por lo que es recomendable llevar guantes.

4. Comprueba que no hay imperfecciones en el techo y si es necesario aplica masilla en los huecos. Es posible que quieras lijar todo el techo una vez que esté seco. Si lo haces, procura que la presión sea ligera.

5. Una vez que la superficie esté lista, solamente tendrás que aplicar una capa de imprimación y otra de pintura. Para conseguir mejores resultados, sigue las instrucciones del fabricante de la pintura.

Como puedes ver, quitar el gotelé no resulta demasiado complicado. Únicamente necesitarás invertir un poco de tiempo y mucha paciencia. Es por ello que si no tienes tiempo y no puedes tener tu casa en reformas durante varias semanas, lo mejor es siempre contratar un profesional que se encargue de ello. Si el problema es el precio, no te preocupes porque en Etece.es tenemos la solución perfecta para ti.

Encarga tu tarea para quitar el gotelé en nuestra web y dinos cuál es el precio que puedes pagar por ella o pide presupuesto a nuestros profesionales para elegir el que más te convenga. El día que nos indiques enviaremos un pintor a tu domicilio para comenzar el trabajo. Y lo mejor de todo es que si no quedas satisfecho con el resultado, no tendrás que pagar ni un céntimo. ¡Así de fácil!

Escribir respuesta

Tu email no será publicado Los campos obligatorios están marcados *

*

Scroll To Top