Inicio / Consejos / Cómo hacer una buena limpieza a vapor

Cómo hacer una buena limpieza a vapor

Las máquinas de limpieza a vapor son una de las mejores formas de dejar nuestra casa limpia más rápido y más eficiente. Y es que además de ser pequeñas, la mayoría de ellas son compactas y fáciles de guardar. Pero además, el vapor que generan es capaz de desinfectar y quitar toda la suciedad. Pudiendo ser usadas para diferentes tareas. No obstante, debes saber que hay muchas cosas que pueden limpiarse a vapor y otras que nunca deberían hacerse. Por eso, hoy te traemos algunos consejos útiles para hacer una buena limpieza a vapor y que tu trabajo resulte mucho más eficiente.

Limpieza a vapor

Consejos generales

  • Utiliza la máquina de vapor solamente para aquellas cosas para las que está indicada.
  • Usa siempre zapatos a la hora de usar cualquier dispositivo electrónico.
  • Compra solamente aparatos que estén realmente certificados y que sean seguros.
  • Utilízalo solamente en superficies que estén selladas y puedan tomar mucho calor y humedad.
  • Debes ser consciente de las variaciones de temperatura que pueden causar sobre el vidrio o la porcelana, ya que podrían romperse. Por ejemplo, jamás debes limpiar a vapor un cristal de una ventana en un día muy frío.
  • Asegúrate de que las herramientas que acompañan a la máquina están correctamente conectados.
  • Después de soltar el gatillo deja que el vapor salga durante unos segundo y ten cuidado de no dirigirlo hacia las plantas u otros elementos que no puedan quedar expuestos a la humedad o el calor.
  • Apaga el vapor antes de rellenar el agua o cambiar los accesorios.
  • Ten cuidado a la hora de colocar una parte aún caliente en algún mueble o el suelo. Lo mejor es ponerla temporalmente en una papelera.
  • Utiliza siempre agua destilada.

¿Para que puede usarse un limpiador a vapor?

El uso más habitual de un limpiador a vapor son aquellas superficies que se encuentren bien selladas como baldosas de cerámica y juntas, jaulas de mascotas, mamparas de ducha, exteriores de electrodomésticos, muebles de jardín, encimeras, desinfectar fregaderos y grifos…

Pero también puede usarse para sanear y refrescar el colchón, las sábanas, edredones, cortinas o ventiladores de techo. Hay muchas superficies de exterior que pueden ser limpiados a vapor incluyendo los muebles, las herramientas de jardín y demás. Y es que la limpieza a vapor ayuda a conseguir mejores resultados en superficies tales como el acero inoxidable, el vidrio, los electrodomésticos…

¿Qué no se puede limpiar con vapor?

  • No utilizar sobre superficies no selladas, pulidas, enceradas o recién pintadas. Aunque a muchas personas les gusta limpiar las paredes con este tipo de aparatos, no es recomendable y se debe proceder con cuidado.
  • Tampoco debes utilizarlos para prendas de tejidos delicados o cuyos colores podrían desteñirse.
  • Nunca sobre instrumentos musicales, ya que a diferencia de los muebles de madera tienen otro tipo de acabados que podrían estropearlos.
  • Al limpiar la madera, superficies pintadas o cualquier área construida de papel o cartón, madera o contrachapado no debemos aplicar el vapor mucho tiempo.
  • Si se utiliza para paredes u otras áreas sobre las que no estás completamente seguro, lo más recomendable es probar en una parte pequeña primero y ver el resultado.
  • No utilices la limpieza a vapor en acabados de madera a menos que sepas que es a base de poliuretano o que reacciona bien al calor y la humedad. En cualquier caso, lo mejor es siempre seguir las instrucciones del fabricante.
  • No utilices estos aparatos para quitar el polvo de piezas valiosas de madera. La mayoría de ellas suelen estar barnizadas o lacadas, acabados que no responde bien al calor. El brillo de la pieza puede verse afectado y la pintura levantarse.

Ahorra tiempo planificando el enfoque de la limpieza a vapor

  • Limpia la parte superior de los marcos de las puertas y el umbral para evitar tener que dar marcha atrás para volver a limpiar este área.
  • Planifica la ruta de limpieza y el tiempo que vas a invertir para que puedas empezar y terminar sin demasiadas interrupciones.
  • Cambia la tela de la máquina de vapor cuando se ensucie. De lo contrario, lo único que conseguirás es expandir la suciedad sobre las superficies en lugar de limpiarlas.
  • Tener todas las herramientas y materiales a mano que vas a necesitar para la limpieza.
  • Tómate tiempo para aspirar y barrer las partículas sueltas, el polvo o la suciedad para evitar arrastrarlos contigo mientras vas limpiando.
  • Vacía el vapor de agua y deja secar las bolsas para que estén listos para la siguiente limpieza.

Seguro que después de leer todos estos consejos para hacer una buena limpieza a vapor todo te resulta mucho más fácil. Pero si no tienes tiempo o no estás segura de poder hacer buen uso de esta máquina, en Etece.es te ofrecemos una excelente solución. Solamente tienes que encargar tu tarea de limpieza en nuestra web y establecer el precio que estás dispuesto a pagar por ella. Nosotros nos adaptaremos a tu presupuesto y te enviaremos una limpiadora a domicilio en el día y hora que mejor te venga. De esta forma, podrás contratar una limpiadora barata y tener tu casa siempre perfecta.

Escribir respuesta

Tu email no será publicado Los campos obligatorios están marcados *

*

Scroll To Top