Inicio / Consejos / ¿Cómo mudarse por primera vez en 6 sencillos pasos?

¿Cómo mudarse por primera vez en 6 sencillos pasos?

Cada vez hay más jóvenes que deciden quedarse viviendo más tiempo en casa de sus padres en lugar de independizarse. Y es que marcharse a vivir a otra casa y hacer la mudanza de todas nuestras cosas puede parecer una tarea desalentadora y de lo más estresante. A lo largo de los años vamos acumulando más y más ropa, libros, objetos de decoración, recuerdos, etc. y aunque encontremos una casa espaciosa, el simple hecho de pensar en embalarlo todo y volver a colocarlo en otro lugar puede hacernos temblar.

No obstante, mudarse también es el comienzo de una nueva etapa en nuestra vida llena de ilusiones y la única forma de conseguir tener nuestra propia independencia. Si te organizas un poco, una mudanza no tiene por qué ser un proceso tan duro. Y para que te resulte más fácil, hoy te traemos una guía con seis pasos para ayudarte a hacer la transición de la casa de tu familia a la vida independiente.

mudarse

Paso 1: Encontrar el lugar adecuado

No importa si estás pensando en alquilar, en comprar o en vivir en una casa compartida. Lo cierto es que tendrás que elegir la vivienda y la zona que mejor se ajuste a tus necesidades, presupuesto y estilo de vida. Pregunta a tus amigos y familiares si pueden recomendarte alguna zona en concreto.

Una vez que hayas decidido cuál es el barrio en el que te gustaría vivir, empezará tu investigación online. Quizás deberías echar un vistazo a las opiniones sobre la zona, sobre todo la de la gente que vive en ella, pues nadie mejor que ellos puede opinar.

Además, debes tener en cuenta que aunque la investigación online está muy bien, las cosas nunca se ven igual que en las fotos. Ponte en contacto con particulares y con inmobiliarias para ver las viviendas que cumplan las características que buscas y que se ajusten a tus presupuesto. Además de esta forma podrás valorar también cómo es la zona en la que se encuentra el inmueble, la distancia que hay hasta tu trabajo, a la universidad, al supermercado, las comunicaciones con las que cuenta… Piensa que aunque al principio no te resulte pesado, si la casa está muy lejos de tu trabajo, terminarás cansándote.

Paso 2: Establecer un presupuesto

Vivir de forma independiente conlleva ciertos gastos, por lo que es fundamental planificar bien el futuro y elaborar un presupuesto antes de mudarse. Esto te ayudará a valorar si puedes permitírtelo y asegurarte de que no vas a acabar comiendo pasta y arroz todos los días para poder llegar a fin de mes.

En el presupuesto debes contemplar el precio del alquiler, los suministros de agua, luz, gas e Internet, comida, ropa, costes de transporte, muebles, electrodomésticos, extras y entretenimiento. Ni olvides tener en cuenta además ciertos gastos “ocultos” como tener dinero para pagar la fianza, las tarifas por conexión a servicios públicos y seguro del hogar.

Paso 3: Establecer las reglas de la casa

Si vas a mudarte con algún amigo, compañero de trabajo o desconocido, es importante que haya un buen ambiente de convivencia para vivir en un lugar cómodo y feliz. La mejor forma de evitar conflictos es establecer unas reglas desde el principio para los espacios compartidos. Son temas que deben hablarse entre todos como por ejemplo si se pueden traer invitados al piso, si pueden hacerse fiestas en casa, cómo se va a guardar la comida de cada uno, el volumen de la música, las mascotas, la limpieza o el tabaco.

Al plantear estas cuestiones con tus compañeros de piso es importante respetar las opiniones de todos y escuchar sus comentarios. Siéntete libre de expresar siempre tus opiniones a las personas con las que viven para que el ambiente de convivencia sea lo más sano posible. Si al final del día no te sientes cómodo con alguna cosa, siempre es bueno comentarlo para buscar una solución que ir guardándolo.

Paso 4: Repartir las tareas de la casa

Aunque la vida independiente brinda muchas ventajas, también conlleva ciertas responsabilidades. Puede que al principio te sientas abrumado por las tareas domésticas. Te recomendamos que hagas un planning para las primeras semanas. Esto te ayudará a crearte una disciplina y una rutina diaria para lavar la ropa, hacer las compras, fregar los platos, limpiar, cocinar, tirar la basura… Si vives en una casa compartida, si es útil mantener el planning siempre para que todo el mundo haga las tareas por parte s iguales.

Antes de ir al supermercado es aconsejable planificar las comidas de la semana para comprar lo necesario, no gastar más de la cuenta y evitar gastarse el dinero en comida a domicilio. Si compartes piso con otros compañeros, puede ser interesante planificar turnos para cocinar u organizar una cena semanal para poneros al día y hablar sobre las cuestiones referentes al piso.

Paso 5: Buscar ayuda

Si tienes problemas económicos o emocionales una vez que hayas realizado la mudanza, no tengas miedo de pedir ayuda o consejo. Pero además, si es la primera vez que vas a mudarte y vivir independiente, puedes hablar con algún amigo para hacer la prueba. No sería la primera vez que alguien se muda y al cabo de un mes vuelve corriendo a casa de sus padres. Si necesitas ayuda, puedes pedir prestado a tus padres. Ellos te comprenderán perfectamente, pues ya han pasado por lo mismo cuando eran jóvenes. Seguro que además pueden darte valiosos consejos sobre cómo gestionar las tareas domésticas y la economía del hogar.

Una vez que estés asentado en el barrio, puede que te interese echar un vistazo a Internet sobre lugares en los que puedes comprar, ofertas, sitios para salir cerca… Esta es una excelente forma de conocer otros puntos de vista y opiniones valiosas de otros usuarios.

Paso 6: Mantén el contacto

Cuando uno se independiza, es normal que no pueda ver a su familia todos los días como antes, pero es importante que no dejes de visitarlos de vez en cuando, enviarles un mensaje de texto, hacer una llamada o hablar por skype. Intenta no visitarlos solamente cuando necesites Internet gratis o lavar la ropa.

Esperamos que todos estos consejos para mudarse te resulten útiles y puedas empezar una nueva vida feliz y cómoda. Pero seguramente también necesitarás ayuda con la mudanza y si no tienes coche, no quieres molestar o tienes demasiadas cosas que trasladar a una gran distancia, en Etece.es te lo ponemos fácil. Solamente tienes que encargar tu tarea de mudanza en nuestra web y decirnos el precio que puedes pagar por ella o pedir presupuesto a nuestros profesionales. En el día y hora que más te convenga, nuestros profesionales llegarán a tu vivienda para cargarlo todo y hacer los portes que sean necesarios. De esta forma, todo resultará mucho más fácil y cómodo.

Escribir respuesta

Tu email no será publicado Los campos obligatorios están marcados *

*

Scroll To Top