Inicio / Consejos / Limpiar la cocina: 5 cosas que probablemente no sabías

Limpiar la cocina: 5 cosas que probablemente no sabías

Limpiar la cocina es una de las tareas diarias que debemos realizar en casa para poder mantener un ambiente de higiene óptimo. ¿A quién le gusta preparar la comida en una cocina sucia? Seguro que a ti tampoco. Cuando se trata simplemente de fregar los platos, quitar las cosas de en medio y limpiar la encimera, podemos sacar tiempo. Pero limpiar la cocina no solamente incluye estas tareas, sino que al menos una vez al mes debemos hacer una limpieza en profundidad en la que se incluyan la limpieza del horno, de la nevera y de los armarios y cajones donde guardamos los alimentos.

El problema es que tener una casa limpia y ordenada no solamente conlleva limpiar la cocina, sino también el salón, el baño y resto de habitaciones. Si a esto sumamos todas las obligaciones que debemos atender cada día, podemos encontrarnos con que apenas tenemos tiempo para realizar una limpieza en profundidad de la cocina como es debido. Por eso, lo ideal es llevar una buena planificación para evitar que las tareas se vayan acumulando. A menudo sucede que tenemos el trabajo tan mecanizado que nos olvidamos de las pequeñas cosas que solamente nos llevan unos minutos pero que pueden facilitarnos mucho las cosas cuando llegue la hora de hacer una limpieza más profunda. Para que esto no te ocurra, hoy te traemos algunos consejos para limpiar la cocina que probablemente no sabías y que pueden hacerte el trabajo más sencillo.

limpiar la cocina

1. No olvides el estante de los platos

Seguro que en casa tienes algún estante para colocar los platos que vas fregando para que vayan escurriendo el agua. Estos estantes cuentan con una bandeja en la que va cayendo el agua. El caldo de cultivo perfecto para la aparición de moho. Si quieres evitarlo, es importante que limpies la bandeja a menudo, pero además es bueno desinfectarla de vez en cuando. Para ello, llena el lavabo o la bañera con el agua suficiente como para sumergir por completo el estante  y añade una cuarto de vaso de lejía por cada litro de agua.

Deja la bandeja en remojo en el agua durante al menos 20 minutos y después limpia los restos de suciedad que hayan podido quedar con una esponja o paño. Asegúrate de limpiar bien cada una de las barras individuales de la rejilla para que no quede nada de moho, así como todos los rincones y espacios estrechos con un cepillo de dientes viejo. Enjuaga bien la bandeja y deja que se seque al aire por completo.

2. Desinfectar las esponjas y estropajos

¿Sabías que las esponjas y estropajos que utilizamos para fregar los platos son el mayor foco de bacterias de toda nuestra casa? Si no los desinfectamos bien, estaremos pasando las bacterias a los platos y utensilios con los que comemos. Por eso, de vez en cuando es importante realizar un buen trabajo de desinfección humedeciéndolos y poniéndolos en el microondas durante 2 minutos. De esta forma conseguiremos eliminar el 99% de los gérmenes que se acumulan en ellos.

3. Limpiar el microondas

Cuando calentamos comida en el microondas es habitual que parte de la comida salte y ensucie las paredes del microondas. Restos que más tarde pueden caer en los platos que calentemos, llenando nuestra comida de bacterias, lo cual no resulta nada saludable. Por eso, es importante limpiar el microondas con cierta frecuencia.

Coge un recipiente que pueda meterse en el microondas y llénalo con una o dos tazas de agua y dos cucharadas de vinagre blanco. Ponlo en el microondas y deja que se caliente durante unos 5 ó 10 minutos. El vapor del vinagre ayudará a ablandar la suciedad de los alimentos adherida en las paredes. Luego solamente tendremos que pasar un trapo húmedo para retirarla.

4. Limpiar el triturador de basura y el desagüe del fregadero

Esta es una de las partes que más fácilmente se pasan por alto a la hora de limpiar la cocina, pero afortunadamente también de las más sencillas de limpiar. Para evitar los malos olores en el desagüe del fregadero, es importante limpiarlo al menos una vez por semana.Vierte una taza de vinagre blanco y deja reposar durante media hora antes de enjuagar con agua fría.

En el caso del triturador de basura, para eliminar los restos que hayan quedado adheridos, haz una mezcla a partes iguales de agua y vinagre. Vierte la mezcla en una bandeja de cubitos de hielo y ponlo en el congelador toda la noche. Al día siguiente saca los cubitos de agua y vinagre, échalos en el triturador de basura y ponlo en funcionamiento durante 1 ó 2 minutos. También puedes tirar algunas rodajas de limón y ejecutarlo para dar un olor fresco.

5. Limpiar la máquina de café

Las máquinas de café pueden llegar a acumular más gérmenes incluso que los tiradores del baño y la taza del váter. Para evitarlo, al menos una vez al mes echa vinagre en la cafetera y deja que corra por todo el circuito para desinfectarlo. Eso sí, no dejes que salga y páralo para que repose entre 30 y 60 minutos. Luego vuelve a poner en marcha la cafetera para completar el ciclo. Vuelve a ejecutar dos ciclos con agua limpia para eliminar los restos de vinagre.

Esperamos que todos estos consejos para limpiar la cocina te sean de utilidad y consigas que tu hogar se convierta en un entorno lo más saludable posible. Pero si no tienes tiempo para hacerlo todo y necesitas un poco de ayuda, en Etece.es tenemos la mejor solución para ti. Solamente tienes que encargar tu tarea de limpieza de la cocina en nuestra web y decirnos la duración del trabajo y los datos de tu dirección. En el día y hora que nos indiques te enviaremos una limpiadora a domicilio para dejar tu cocina como los chorros del oro. De esta forma, además de saber siempre desde el principio lo que pagarás por el trabajo, podrás contratar una limpiadora barata siempre que quieras. Y lo mejor de todo es que si no quedas satisfecho con el resultado, no tendrás que pagar ni un sólo céntimo.

 

 

 

Escribir respuesta

Tu email no será publicado Los campos obligatorios están marcados *

*

Scroll To Top