Inicio / Consejos / Arreglos del hogar / Albañil / Errores que debes evitar al reformar tu casa

Errores que debes evitar al reformar tu casa

No importa si quieres hacer las cosas tú mismo o si estás pensando en contratar un experto para reformar tu casa. Toda la experiencia que puedas tener no garantiza que los resultados del trabajo vayan a ser los que estabas pensando y que vayas a estar menos estresado. Siempre existe el riesgo de cometer ciertos errores. Lo cual tiene que ver muchas veces con el hecho de no haber planificado bien el proyecto, de no seguir los pasos adecuados o de hacer las cosas con prisas. Por eso, si estás pensando en reformar tu casa, a continuación te traemos una lista de errores que debes evitar para reducir el estrés y que los resultados se ajusten en todo lo posible a lo que tenías en mente.

reformar un casa

Reformar por impulso

Tomemos como ejemplo la reforma de un baño. Quizás quieres poner algún sanitario nuevo o eliminar algún tabique pero no cuentas con la experiencia necesaria ni con el presupuesto suficiente para llevarlo a cabo. Con lo cual puede que pasen algunos meses hasta que puedas hacer la reforma o incluso años. En cualquier caso, la clave es no empezar nunca a hacerlo sin un plan bien demarcado. De lo contrario, una vez que puedas hacerlo, podrías encontrarte con más de un problema y con costes superiores a lo que habías pensado.

Reformar sin ningún objetivo concreto

Antes de empezar una reforma en casa, es importante que nos planteemos el motivo que nos lleva a hacerla. ¿Queremos aumentar el valor de la vivienda para venderla o queremos mejorarla para adaptarla a nuestras necesidades? Trata de mantener tu objetivo siempre en mente. Puede que veas diseños o distribuciones en Internet o en revistas de decoración que te encanten, pero debes ser realista y ajustarte al objetivo y al presupuesto que puedes invertir. Esto significa que no conviene por ejemplo gastar una gran suma de dinero en una casa que vas a alquilar.

Poca planificación

La manera más sencilla de cometer errores durante una reforma es no tener una idea clara de lo que estamos haciendo o de lo que están haciendo los profesionales que hemos contratado. Por eso, es muy importante dedicar un poco de tiempo y esfuerzo para valorar si cada detalle del proyecto se dirige hacia lo que queremos conseguir y marcar bien los pasos que deben seguirse para lograr el objetivo. Piensa tanto en la secuencia de tareas como en los plazos de tiempo y en el presupuesto que puedes invertir. Por ejemplo, no tiene ninguna lógica colocar primero el suelo de parquet y luego empezar a colocar los armarios.

No tener en cuenta los aspectos legales

Comprueba qué tareas de la reforma requieren de permisos o licencias y dónde deben solicitarse, así como las tasas que debes pagar por obtenerlos. Puede que necesites contratar un arquitecto, un perito o un aparejador para llevar a cabo el proyecto, lo que además encarece el precio de la reforma.

Falta de experiencia

Si te gustan las tareas de bricolaje y estás pensando en hacer las cosas tú mismo, asegúrate de que tienes los conocimientos necesarios para hacerlo. Contar con ayuda de nuestros amigos no garantiza un trabajo impecable, pero mirar algunos vídeos en Youtube sobre cómo hacerlo puede resultar muy útil. Si decides contratar un profesional, que tenga experiencia en el proyecto que quieres llevar a cabo.

Reformas poco realistas

Si estás viviendo en la casa que quieres reformar, puede que tengas que plantearte alojarte en otro lugar de manera temporal mientras se realiza el proyecto, especialmente si se trata de una reforma de la cocina o el baño. Estar vivienda en una casa mientras se realizan este tipo de proyectos puede resultar estresante, tanto por el ruido como por el desorden y la suciedad. Además de por la poca privacidad que tendremos.

Contar con un presupuesto muy ajustado

Uno de los mayores errores que se cometen al reformar una casa es no contar con suficiente margen de maniobra en el presupuesto. Muchas veces, durante el proyecto van apareciendo algunas sorpresas que encarecen el presupuesto inicial y que no habíamos tenido en cuenta. Para evitarlo, la mejor opción es hablar con los profesionales que se vana  ocupar del trabajo para que visiten tu casa y puedan darte un presupuesto por escrito que se ajuste a la realidad. Además, deberás guardar al menos un 10% adicional para posibles sorpresas que puedan aparecer. De esta manera, podrás resolver el problema sin demasiada dificultad y seguir adelante con la reforma.

No comparar entre diferentes empresas

Si estás pensando en contratar una empresa para hacer la reforma de tu casa, merece la pena comparar para elegir aquella que nos ofrezca mayores ventajas y mejor calidad al precio más bajo.

  • Nunca contrates a la primera empresa con la que contactes. Es conveniente solicitar distintos presupuestos para valorar la mejor opción.
  • Revisar la calidad de otros trabajos que hayan realizado.
  • Saber qué materiales van a utilizar y la calidad de los mismos.
  • Asegúrate de que cuentan con las licencias y los seguros necesarios para evitar problemas.
  • Pregunta qué es lo que se incluye y lo que no se incluye dentro del presupuesto que te han proporcionado. Y, por supuesto, lee siempre la letra pequeña antes de firmar.
  • Nunca pagues el total de la reforma por adelantado. Es mejor acordar plazos según se vaya completando el trabajo.
  • Déjate guiar siempre por tu intuición.

Si estás pensando en reformar tu casa y no encuentras a nadie que te parezca adecuado para llevar a cabo el trabajo o un presupuesto que se ajuste a tus recursos económicos, no te preocupes. En Etece.es tenemos la solución perfecta para ti. Solamente tienes que encargar tu tarea de reforma en nuestra web, decirnos qué es lo que necesitas y pedir presupuesto a nuestros profesionales para quedarte con el que más te convenga. En el día y hora que nos indiques te enviaremos a nuestros profesionales a domicilio para empezar el trabajo. De esta forma, no solamente podrás estar seguro de que las personas que acudan a tu vivienda tienen la experiencia necesaria, sino que además te saldrá más barato.

Un comentario

  1. Como tu bien dices hay que pensar primero lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer que también es importante saberlo aunque parezca mentira, durante la obrar siempre surgen cosas nuevas que no habíamos caído o lo que siempre se dice ya que estamos metidos, pues no ciñe te a lo planificado por eso hay que tomárselo con tranquilidad, eso es primordial y saber lo que uno quiere.

Escribir respuesta

Tu email no será publicado Los campos obligatorios están marcados *

*

Scroll To Top